EDM San Blas - Isidro Morales

Isidro Morales: “Ver progresar y evolucionar a los niños es todo un privilegio”

Entrena al Prebenjamín E y lleva ya un lustro en la Escuela de San Blas, siempre con equipos de iniciación. Isidro Morales es vallecano de toda la vida y samblareño de adopción, socio del Rayo, como Tomás Peinado (Juvenil C) e igual de entregado con la causa del fútbol, su pasión. Su hijo juega de portero en el Alevín C y dice que si ídolo era Arconada el mítico portero de la Real Sociedad y de la Selección Española.

Isidro Morales
Isidro Morales
Carlos Santiso, entrenador de la EDM
Carlos Santiso, entrenador de la EDM
edm

Isidro Morales es vallecano de toda la vida, socio del Rayo Vallecano, aunque su ídolo fue siempre el portero Arconada de la Real Sociedad. "Yo también he jugado de portero en Vallecas, aunque a mi hijo le gusta Palop con su famoso gol de cabeza. Somos abonados del Rayo Vallecano y precisamente un día Palop le dio la camiseta a mi hijo en un partido del Sevilla. El Rayito tiene una enorme calidad y el próximo año será un equipazo", asegura el técnico del Prebenjamín E.

Como otros muchos entrenadores de la EDM Isidro Morales apuntó a su hijo Sergio en la Escuela, hoy uno de los porteros del alevín C, y después se quedó a entrenar en la Avenida de Guadalajara. "Al principio el equipo de mi hijo no tenía entrenador y me ofrecí, pero la segunda temporada dije que no me parecía conveniente", comienza diciendo Isidro.

Su experiencia ha sido positiva es estos cinco años, con niños de todo tipo. "Este año tengo un equipo medio fuerte de primer año en prebenjamines, pero tienen que espabilar, son pequeños y tienen una gran afición, aunque los padres les superan", dice. Lo cierto es que a estas edades los niños se apuntan por la afición de los padres y los amigos del colegio, se pasan el día jugando al fútbol y son todo terreno, no se cansan nunca. Es más, juegan después de los partidos, les sabe a poco, incluso con frío bajo cero y con dolores de tripa. También vienen los abuelos, apoyan y gritan, están encantados de verles jugar".

Carlos Santiso, entrenador de la EDM

Isidro entrena los lunes y miércoles, como el resto de equipos prebenjamines. "El toque de balón y la tecnificación es fundamental, no se puede meter físico, toque y toque. Jugamos contra los equipos de Karen, Cristian y Elena (los otros equipos de la Escuela) y se notan las diferencias de edad, sobre todo la movilidad y los movimientos coordinados. Pero lo que más les gustan son los partidos, conducir el balón y tirar a puerta".

La plantilla

"Tengo un solo portero de segundo año, Diego, y once jugadores más que son estupendos: Yago, Dani, José Luis, Alejandro Chimeno, Marco Antonio, Alejandro García, Adrián, José Eduardo, Raúl, Rafa, Alejandro Martínez y Marcos Molinuevo (mini Moli). Son tan pequeños que tienen días buenos y otros no tan buenos, pero verles progresar y evolucionar es un privilegio. Estamos abajo en la clasificación, pero no es importante, se nota que los equipos que nos ganan son de segundo año, nosotros no tenemos mezcla".

Carlos Santiso, entrenador de la EDM